La relajación RBSA (Relajación Breve Sugestiva Aplicada)

INSTRUCCIONES PARA LA PRIMERA FASE

La primera fase del entrenamiento en la relajación RBSA es adoptar una postura adecuada para la realización de la misma. En los dos vídeos que tienes a continuación se explican los dos estándares: sentado y acostado.

 

La base es muy sencilla. Se trata de posicionar nuestro cuerpo de manera que la musculatura haga el mínimo esfuerzo, y, a ser posible, ninguno en absoluto.  Para ello, además de seguir las pautas generales explicadas en los vídeos, debemos tomar conciencia de nuestras sensaciones, "escuchar" nuestro cuerpo.

Una vez adoptada la postura debemos pues comprobar, mediante nuestras propias sensaciones, que estamos en Mínima Tensión Muscular. 

 
Como  trabajar sentados
Como  trabajar acostados

INSTRUCCIONES PARA LA SEGUNDA FASE

 

La segunda fase es el denominado CHEQUEO CORPORAL. Una vez hayas comprendido y encontrado la postura para relajarte, procederás a escuchar este audio. 

El chequeo corporal consiste en realizar una revisión consciente del propio cuerpo, centrando la atención en distintos grupos musculares de forma secuencial, detectando primero la sensación de Tensión/relajación en esa zona, para después dejar que dichos músculos se aflojen al máximo. La secuencia habitualmente empezará por los pies y acabará en la cabeza, pero puede invertirse. Resumidamente, en cada paso: 1) Centramos la atención en una zona del cuerpo. 2) Identificamos la sensación 3) Liberamos la tensión (ordenando al músculo dejar de contraerse). 

Al finalizar realizaremos la maniobra de cese o cierre, que consiste en unos breves ejercicios de tonificación: 1) Cerrar los puños y abrir estirando los dedos de la mano varias veces. 2) Estirar y flexionar los brazos por delante de nuestra posición, pero sin hiperextensión de los codos. 3) Mover los pies hacia adelante y hacia tras, como en el pisado de los pedales de freno de un coche. 4) Finalmente estirar y flexionar por la rodilla cada pierna alternativamente. 

Es más sencillo de lo que parece. Simplemente escucha el audio y déjate llevar.

Necesitarás 15 minutos para ti solo, sin interrupciones, sin móvil. Busca un lugar tranquilo en casa, con el menor ruido posible. Atenúa la luz, pero no en oscuridad total. Siéntate o acuéstate en postura de relajación. Con ropa cómoda. Usa cascos o auriculares. 

Al principio escúchalo al menos una vez al día. Dos mejor. En horas intermedias de la mañana o tarde y nunca después de comer. Puedes escucharla antes de dormir, pero procura que también sea  otras horas. 

 
Chequeo postural - Dr. Fernando Calvo
00:0000:00